VÁMONOS [PARA PODER VOLVER]

VÁMONOS [PARA PODER VOLVER]. ACORDES Y DISCORDIAS CON WILCO, ETC. / VÁMONOS NO ES SÓLO LA HISTORIA DE WILCO: ES LA HISTORIA DE AMOR ENTRE TWEEDY Y LA MÚSICA, CÓMO ÉSTA LO HA TRANS

Editorial:
SEXTO PISO
Año de edición:
Materia
BIOGRAFÍAS
ISBN:
978-84-17517-43-4
Páginas:
288
Encuadernación:
RÚSTICA
Colección:
REALIDADES
Disponibilidad:
DISPONIBLE (Entrega en 24/48h)

23,90 €
Comprar

Sinopsis

Con franqueza, cercanía y un humor que a veces se tiñe de nostalgia y melancolía, Tweedy nos narra todos los hitos importantes de su peculiar singladura: sus visitas devotas a las tiendas de discos del lugar, el descubrimiento del punk, las primeras amistades con el rock como catalizador, el nacimiento y traumático desmantelamiento de su primer proyecto, Uncle Tupelo, que desembocó en la posterior fundación de Wilco. Con enorme honestidad, Tweedy revela con gran detalle lo que ha ocurrido tras bambalinas, tanto desde el punto de vista del proceso creativo y musical, como en el personal: desde los problemas de adicción a los opiáceos que lo llevaron a internarse en una clínica de rehabilitación, hasta los desencuentros con otros miembros de la banda que en su momento fueron esenciales.
El libro en los medios
Vámonos [para poder volver], Cuatro, 3 de octubre 2019
03/10/2019

«Uno de los grandes valores de "Vámonos (para poder volver)" es su manera de arrastrarnos al momento creativo de la banda, a los secretos que todo fan desea conocer. No importa si se trata de sus manías para fijar melodías y encajar las letras que van cobrando sentido. Tweed revela detalles imprescindibles en la gestación de "Yankee Hotel Foxtrot" y "A Ghost is Born", y explica por qué "Summerteeth" fue uno de los álbumes más difíciles de consumar y escuchar años después, sobre todo para su esposa Susie, otro pilar fundamental en estas páginas. Se conocieron en el Lounge Ax, el club de Chicago que ella dirigía. Allí Jeff Tweedy tocó por primera vez la guitarra acústica en solitario. Y le gusta recordar que en el club de su esposa se rodó una escena de la película "Alta Fidelidad", con John Cusak».