HISTORIA DEL CINE CHINO

HISTORIA DEL CINE CHINO

Editorial:
ALMUZARA
Año de edición:
Materia
CINE, TELEVISIÓN Y RADIO
ISBN:
978-84-17418-45-8
Páginas:
464
Encuadernación:
perfect
Disponibilidad:
En stock

24,00 €
Comprar

Siendo la industria del cine chino una de las más importantes en la actualidad, aún es una gran desconocida en nuestro país. Salvo nombres como Zhang Yimou o Jia Zhangke, poco se sabe de un cine que siempre ha colmado los sueños de sus espectadores, desde la glamurosa industria de Shanghai de los años 30 hasta el periodo de ocupación japonesa, desde la instauración de la República Popular en 1949 hasta la apertura de los años 80 pasando por el tormentoso periodo de la Revolución Cultural. Una historia que comprende géneros autóctonos como el cine de artes marciales (wuxia) y de Ópera de Beijing y compite desde siempre con industrias extranjeras produciendo cine de guerra y de espías, melodramas familiares y comedias románticas. Este libro supone el primer recorrido pormenorizado publicado en España de una historia apasionante, a través de aquellos títulos que, ya sea porque forman parte de la memoria sentimental de generaciones de chinos, o por su calidad artística indiscutible, merecen un lugar en el canon universal. Pocos saben que los hermanos Wan realizaron en 1941 el primer largometraje animado producido en Asia, siendo un precedente de la industria del anime japonés. Cuando la gran estrella del cine mudo, Ruan Lingyu, se suicidó, cien mil personas siguieron su cortejo fúnebre por las calles de Shanghai. El New York Times lo llamaría “el funeral más espectacular del siglo”. La cuarta esposa de Mao Zedong, Jiang Qing, había hecho sus pinitos como actriz apareciendo como secundaria en algunas cintas del Shanghai de los años 30. Se dice que, cuando lideró la revolución cultural, castigó especialmente a los miembros de aquella industria como venganza por no haberla convertido en una estrella, su sueño de juventud. Cineastas como Xie Jin, que debutarían con la República Popular, crearían un cine oficial, que, paradójicamente, recogía influencias del melodrama clásico hollywoodiense. Son algunas de las muchas historias que incluye esta imprescindible obra sobre una cinematografía en ascenso.