CONDENAS COMPARTIDAS

CONDENAS COMPARTIDAS. VIDAS DE ENTREGA, LUCHA Y SUPERACIÓN EN UN MUNDO HOSTIL E INVISIB

Editorial:
CLARETIANAS
Año de edición:
Materia
RELIGIÓN Y CREENCIAS
ISBN:
978-84-9136-431-3
Páginas:
474
Encuadernación:
RÚSTICA
Disponibilidad:
RECÍBELO EN 72H

21,90 €
Comprar

En un mundo tan maravilloso, donde el ser humano ha acabado siendo tan miserable, cuesta apostar por las segundas oportunidades. Y más aún, con la gente que ha pasado por prisión. Pero los mercedarios siempre han creído, por encima de todo, en la libertad y dignidad de las personas. Cuando entré tenía mucho miedo. Entré tan fácil y a la vez fue tan difícil salir Y la cárcel no es para la gente, las personas necesitamos ser libres (Titiana) Nadie puede saber exactamente cuál es el sufrimiento que se genera dentro de prisión sino es en calidad de preso Te quedas con una desnudez existencial, no tienes posibilidad de proyectarte en nada, simplemente ser testigo del tiempo que pasa (José María) Abrí los ojos, y después uno se queda en shock la mente humana ante una tragedia es como que se protege y cuando vi las esposas me quedé estupefacto (Joseph) Mi familia no se lo podía creer. Yo creo que nadie se lo podía imaginar. Fue horrible cuando se abrieron las rejas para ingresar en la cárcel (Alejandra) En la cárcel Modelo habría que poner un monumento a la madre, porque el padre puede fallar, pero la madre no. (P.