DESVELOS DE UN CURA RURAL

DESVELOS DE UN CURA RURAL

Editorial:
FRESHBOOK
Año de edición:
Materia
RELIGIÓN Y CREENCIAS
ISBN:
978-84-948946-7-1
Páginas:
204
Encuadernación:
RÚSTICA
Disponibilidad:
RECÍBELO EN 72H

16,00 €
Comprar

ANTONIO MARÍA DOMENECH

Hacía mucho calor, y la gente empezaba a pararme por la calle, como todos los veranos para decirme: Hace mucho calor, ¿no tiene usted calor? ¿Por qué no se quita la sotana? Está usted mejor sin sotana. Y yo me preguntaba: ¿Les digo yo algo de su ropa? ¿Por qué no me dejarán en paz con la ropa que llevo? O ¿por qué no les preguntarán a los que no la llevan por qué no la llevan? Si en España hay libertad de expresión, supongo que también habrá libertad de "vestición".

Muchas personas, al ver una sotana necesitan expresar algo que no saben lo que es. No se sabe si es extrañeza, curiosidad, desconcierto, o necesidad de saber que Dios existe, pero mucha gente te dice algo, sobre todo en las ciudades o en los centros comerciales. Entiendo a los que no van vestidos de sacerdotes porque se han cansado de ser monos de feria, o de que la gente los pare por la calle, pero creo que todavía una sotana habla de Dios, haciendo posible que muchas personas dibujen una sonrisa y te feliciten por la calle o te besen la mano pidiendo una oración. Su corazón se eleva a Dios, como antes, como siempre. También hay muchos que insultan, quizás cada vez más, pero no pasa nada porque a uno le insulten de vez en cuando.