EN LOS PLIEGUES DEL VIENTO

EN LOS PLIEGUES DEL VIENTO

Editorial:
GOODBOOKS GOOD BOOKS
Año de edición:
Materia
HISTÓRICA
ISBN:
978-84-943646-3-1
Páginas:
502
Encuadernación:
RÚSTICA
Disponibilidad:
CONSULTE DISPONIBILIDAD

21,95 €
Comprar


Datos del libro

Nº de páginas: 502 págs.
Encuadernación: Tapa blanda
Editorial: S.L. GOODBOOKS EDITORIAL
Lengua: CASTELLANO
ISBN: 9788494364631
5038 libros de Narrativa histórica

Resumen del libro
Me gusta
0
¡Valóralo!

La novela comienza en Jerusalén (70 D.C.) donde los roma-nos capturan y esclavizan a Yosef, un niño que sin cumplir 11 años es destinado a Hispania para trabajar como ?hurón? en las minas de pla-ta de Oiasso. Tras años de duro trabajo, descubre un importante filón de galena argentífera, pero sufre un grave accidente y ante la ausencia del médico de la explotación lo llevan a la casa de una curandera, donde se recupera lentamente y aprende los secretos de las plantas y la len-gua y costumbres de los vascones. Cayo Plinio Segundo, procurador de la Hispania Tarraconen-se, visita las minas de Oiasso y le ofrece la libertad a cambio de que acepte una misión que ya se ha cobrado la vida de dos legionarios: partiendo de Pompaelo, deberá recorrer la Calzada XXXIV por las tierras de los várdulos, caristios y autrigones en busca de una miste-riosa salina que funciona al margen del control del Imperio. En los pliegues del viento es una novela ambientada en la Hispania romana, en un marco muy cercano a lo que pudo ser la realidad social, cultural y geográfica de los lugares y tiempos en los que transcurre la acción.


Lugares y costumbres que intentan reflejar lo que figura en las escasas referencias escritas de aquella época: funda-mentalmente textos de Plinio, y en menor medida de Estrabón, y en textos de autores más cercanos: Claudio Sánchez Albornoz, Julio Ca-ro Baroja, Antonio Tovar y otros muchos que nos permiten visualizar por donde discurría la extensa red de calzadas romanas y cómo eran las ciudades, costumbres y lugares que en la novela se refieren: Oias-so, Pompaelo, Aracaeli, Alba, Tullonium, Veleia, Deóbriga, Clunia, Turiasone, Tarraco?, aunque de algunos no quedan más que los res-tos de alguna ruina o el cerro donde se ubicaban.