LOOK BACK IN ANGER

LOOK BACK IN ANGER. SECOND HAND BOOK

Editorial:
FABER AND FABER
ISBN:
978-5-7106-1842-4
Disponibilidad:
En stock

Descuento:

-5%

Antes:

35,00 €

Despues:

33,25 €
Comprar

Look Back in Anger («Mirando hacia atrás con ira» o «Recordando con ira») es una obra de teatro de John Osborne estrenada en el año 1956. Posteriormente se hizo una película con ella, en 1958, protagonizada por Richard Burton. Trata sobre un triángulo amoroso que implica a un inteligente pero desafecto joven (Jimmy Porter), su impasible esposa de clase media alta (Alison), y la estirada mejor amiga de ella (Helena Charles). Cliff, un afable inquilino galés, intenta mantener la paz. La obra fue un éxito en la escena londinense, y generó el término «angry young men» (Jóvenes iracundos) para describir a Osborne y otros escritores de su generación que usaron la dureza y el realismo, en contraste con lo que anteriormente era visto como producción escapista.
Índice

1 Producción
2 Acogida crítica
3 Sinopsis de la obra
3.1 Acto I
3.2 Acto II
3.3 Final
4 Inspiración
5 Otros significados
6 Parodias
7 Referencias
8 Enlaces externos

Producción

La obra fue originalmente producida en el Royal Court Theatre de Londres, con la nota de prensa llamando al autor un angry young man («joven iracundo»), una frase que vino a definir un nuevo movimiento en el teatro británico de los años cincuenta. La obra se estrenó el 8 de mayo de 1956 y según la leyenda el público dio un grito ahogado al ver una tabla de planchar sobre un escenario londinense.

Osborne comenzó una relación con una de las estrellas de la obra, Mary Ure y se divorció de su mujer para casarse con Ure en 1957. Al año siguiente, la producción se trasladó a Broadway con el productor David Merrick y el director Tony Richardson. Protagonizada por Alan Bates, Vivienne Drummond, y Ure, recibiría tres nominaciones a los premios Tony incluyendo el de Mejor Obra y Mejor actriz dramática para Ure.
Acogida crítica

Algunos críticos acusaron a Jimmy Porter de autocompasión y de que la obra era inexperta y verbosa. En el programa radiofónico de la BBC The Critics, Ivor Brown comenzó su diatriba describiendo la ambientación de la obra - un piso de una sola habitación en las Midlands - como «incalificablemente sucio y sórdido. Es difícil creer que la hija de un coronel, criada con cierta calidad, fuera capaz de permanecer en esta pocilga un solo día». Siguió echando humo: «Yo me sentí iracundo por haber perdido el tiempo». El crítico del Daily Mail, Cecil Wilson escribió que «la belleza de Mary Ure se desperdició en este papel de esposa que, considerando el tiempo que pasa planchando, parece haberse encargado de la colada de todo el país». Alison, interpretada por Ure, plancha durante todo el primer acto; en el acto segundo hace la comida. Sin embargo, el influyente crítico Kenneth Tynan escribió: «No podría querer a nadie que no deseara ver Mirando hacia atrás con ira.»

«Tengo una idea», dice en un momento determinado Jimmy. «¿Por qué no jugamos a un pequeño juego? Vamos a fingir que somos seres humanos y que realmente estamos vivos. Sólo por un rato. ¿Qué dices?» Tales afirmaciones, dice la crítica de Kenneth Tynan, hacen de la obra «un pequeño milagro»: «Todas las cualidades están ahí, cualidades que uno ya había desistido de esperar ver sobre un escenario - la deriva hacia la anarquía, la "izquierdosidad" instintiva, el rechazo automático de las actitudes "oficiales", el sentido del humor surrealista (Jimmy describe a un amigo con pluma como "una Emily Brontë femenina"), la promiscuidad despreocupada, el sentimiento de carecer de una cruzada en la que merezca la pena luchar y, por debajo de todo esto, la determinación de que nadie que muere debe quedar sin que se llore por él». Alan Sillitoe, autor de Saturday Night and Sunday Morning (Sábado por la noche y domingo por la mañana) y The Loneliness of the Long Distance Runner (La soledad del corredor de fondo), escribió que Osborne «no contribuyó al teatro británico, lanzó una mina terrestre e hizo saltar por los aires a la mayor parte de él».
Sinopsis de la obra
Acto I

El Acto 1 empieza una deprimente tarde de domingo en el diminuto ático de Jimmy y Alison en las Midlands inglesas. Jimmy y Cliff intentan leer los periódicos del domingo, más un semanario radical, «nueve peniques de precio, se puede conseguir en cualquier puesto» como dice Jimmy bruscamente, pidiéndoselo a Cliff. Es una referencia al New Statesman, y en el contexto del período habría puesto en evidencia ante el público, de forma automática, las preferencias políticas de la pareja. Alison intenta hacer la plancha de la semana y sólo escucha a medias el diálogo que se traba entre Cliff y Jimmy.

Se nos cuenta que hay una enorme diferencia social entre Jimmy y Alison. La familia de ella es militar, de clase media alta, quizá próxima a la clase alta, mientras que Jimmy es, decididamente, de clase trabajadora. Tiene que luchar duro contra la desaprobación de la familia de ella. «La madre de Alison y yo nos echamos una ojeada una vez, y desde entonces la edad de la caballerosidad ha muerto», es una de las joyas lingüísticas de la obra. También conocemos que los únicos ingresos de la familia provienen de un puesto de venta de golosinas en el mercado local — un negocio que con seguridad queda muy por debajo de la educación de Jimmy, por no decir de la «posición social» de Alison.

Conforme avanza el acto 1, Jimmy se vuelve más y más mordaz, trasladando su desdén por la familia de Alison hacia ella misma, llamándola «pusilánime» y, en general, denigrándola ante Cliff. Es posible interpretar esta escena como que Jimmy cree que es todo una broma, pero la mayor parte de los actores prefieren interpretarla como si él realmente la estuviera censurando. La diatriba acaba con algo de juego violento físico, que da como resultado que la tabla de planchar se gira y Alison resulta quemada en el brazo. Jimmy sale para tocar la trompeta fuera de escena.

Alison y Cliff interpretan una tierna escena, durante la cual ella le confiesa que se ha quedado embaraza accidentalmente y no se atreve a decírselo a Jimmy. Cliff le insta a que se lo diga. Cuando Jimmy vuelve, Alison le dice que su amiga actriz Helena Charles viene a quedarse, y es totalmente evidente que Jimmy desprecia a Helena incluso más que a Alison. Se marcha totalmente furioso, y el conflicto es inevitable.
Acto II

WIKIPEDIA